Acuerdo de París impone un compromiso para evitar el aumento de la temperatura global

Este desafío implica acciones urgentes hacia la transición energética, la descarbonización de la economía y un desarrollo más sustentable.
El desarrollo sustentable busca promover el bienestar de la población actual y futura, lo cual implica asociar el desarrollo social y el crecimiento económico a una adecuada gestión ambiental en los ámbitos urbanos. En los espacios con mayor concentración humana, la sustentabilidad debe ser prioritaria .
El mundo se gestiona cada vez más a través de ciudades, esto nos torna actores capaces de pensar en ciudades más conectadas, integradas, sustentables y centradas en el bienestar de la comunidad que la habita.
En este escenario es necesario no sólo la concepción de ciudades más sustentables, sino también la transformación de las mismas mediante soluciones urbanas compatibles con el medio ambiente, que comprometan a sus habitantes a un consumo responsable.
En una ciudad sustentable la infraestructura, la vivienda, la movilidad y los espacios verdes deben ser atendidos en la planificación urbana y territorial con una mirada hacia el carbono neutral.